5 de noviembre de 2017

Cuarenta años de vida del Movimiento por el Celibato Opcional en España

Cuarenta años de vida del Movimiento por el Celibato Opcional en España

Andrés y Tere, MOCEOP:
"El celibato obligatorio es antievangélico"

"En la jerarquía de la Iglesia, en la institución, falta mucha sensibilidad y mucha humanidad"


"Religión Digital", nov 2017: LEER NOTICIA ENTERA, aquí


1 de noviembre de 2017

XV Jornadas de la Asociación de Teólogas Españolas (Madrid, 11-12 de noviembre)

Aquí tenéis el programa de las próximas Jornadas de la Asociación de Teólogas Españolas (ATE). 

En este año las XV Jornadas están dedicadas a la "Reforma y reformas en la Iglesia. Miradas críticas de las mujeres cristianas”.



28 de octubre de 2017

COMUNICAT DE LES CCPs DE VALÈNCIA DAVANT DE L'ACTUAL CRISI DE L'ESTAT ESPANYOL


Les COMUNITATS CRISTIANES POPULARS DE VALÈNCIA, reunides en Assemblea General, el 22.10.2017, volem manifestar a tota la ciutadania, la nostra tristesa i estupefacció per com s'estan abordant, des del govern del partit popular i de la Generalitat Catalana, els esdeveniments a Catalunya, com a conseqüència del problema territorial de l'Estat.

Creiem que és necessari treballar des de les instàncies espanyoles, també, per garantir als territoris històrics del País Basc i Catalunya i la resta d'autonomies amb les seues peculiaritats, un encaix harmoniós dins de la pluralitat de l'Estat espanyol i d'Europa, que responga a les seues legítimes aspiracions com a pobles. Un tal encaix no s'aconseguirà si no és per mitjà del diàleg seré, sincer i la negociació justa i sense condicions prèvies entre els governs, ni la polarització que desqualifica a l'altra part, la qual cosa resulta indispensable perquè una societat es puga atribuir la condició de democràtica. Però mai a base d'interpretacions unilaterals i restrictives d'una Constitució sacralitzada i inamovible -Quan la mateixa Llei preveu la seua condició de reformable-. Ni menys encara amb mesures punitives i d'agressió brutal, com les aplicades el passat un d'octubre, a Catalunya, per part de les forces policials, ni amb amenaces i falsedats, Com les difoses des del poder, tant del Govern central com de la Generalitat i alguns mitjans de comunicació.

Pensem que ha arribat el moment d'afovorir criteris polítics, que permeten acordar com voldrien establir les relacions mútues tots els territoris que integren l'Estat espanyol, donc en un moment en què ja no són acceptables els dogmes acríticament, tampoc es pot acceptar la sacralització de la Constitució com quelcom intocable., o usar-la per a interessos partidistes per damunt del bé comú.

De tal manera que s'arribe a una convivència real, basada en la fraternitat i en el respecte a la lliure voluntat dels ciutadans. Perquè, com diu la filòsofa Adela Cortina, “Sense comptar amb un poble unit per l'amistat cívica no hi ha democràcia possible. No es construeix una vida pública justa, des de l'enemistat”.

En València, a 22 d'octubre del 2017.

Per l'assemblea, la coordinadora de CCPs de València.

15 de octubre de 2017

CCPs València: assemblea d'inici (22 d'octubre)









CCPs VALÈNCIA
CONVOCATORIA ASAMBLEA INICIO DE CURSO 2017-2018

 
22 de Octubre de 2017

Lugar: Colegio “La Punta” Natzaret





5 de octubre de 2017

"Bienaventurados los ateos porque encontrarán a Dios" (La Nau, 21 noviembre 2017)

Xarxa Cristiana 
con el Foro de Debates de la Universidad
Martes día 21 de Noviembre
a las 19 horas, 
en Aula Magna de la Universidad (La Nau: c/ Universitat)

Conferencia y coloquio de 
María López Vigil
escritora cubano-nicaragüense y teóloga: 

"Bienaventurados los ateos porque encontrarán a Dios"

Presenta el acto y a la conferenciante:
Pepa Úbeda, 
escritora, traductora, ilustradora y periodista.
Más info sobre la conferencia, AQUÍ



4 de julio de 2017

Hogar: desgarrador poema de una refugiada somalí

http://www.revistautopia.org/hogar-desgarrador-poema-una-refugiada-somali/

HOGAR de Warsan Shide


Warsan Shide es una poetisa somalí, escritora y educadora. Nacida en Kenia y de padres somalíes, ahora vive en Londres




Nadie abandona su hogar a menos que su hogar sea la boca de un tiburón.

Sólo corres hacia la frontera cuando ves que toda la ciudad también lo hace.

Tus vecinos corriendo más deprisa que tú. Con aliento de sangre en sus gargantas.

El niño con el que fuiste a la escuela, que te besó hasta el vértigo detrás de la fábrica, sostiene un arma más grande que su cuerpo.

Sólo abandonas tu hogar cuando tu hogar no te permite quedarte.

Nadie deja su hogar a menos que su hogar le persiga.

Fuego bajo los pies, sangre hirviendo en el vientre.

Jamás pensaste en hacer algo así, hasta que sentiste el hierro ardiente amenazar tu cuello.

Pero incluso entonces cargaste con el himno bajo tu aliento,

rompiste tu pasaporte en los lavabos del aeropuerto,

sollozando mientras cada pedazo de papel te hacía ver que jamás volverías.

Tienes que entender que nadie sube a sus hijos a una patera

a menos que el agua sea más segura que la tierra.

Nadie abrasa las palmas de sus manos bajo los trenes, bajo los vagones.

Nadie pasa días y noches enteras en el estómago de un camión

alimentándose de hojas de periódico,

a menos que los kilómetros recorridos signifiquen algo más que un simple viaje.

Nadie se arrastra bajo las vallas, nadie quiere recibir los golpes ni dar lástima.

Nadie escoge los campos de refugiados o el dolor de que revisten tu cuerpo desnudo.

Nadie elige la prisión, pero la prisión es más segura que una ciudad en llamas.

Y un carcelero en la noche es preferible a un camión cargado de hombres.

Nadie podría soportarlo, nadie tendría agallas, nadie tendría la piel suficientemente dura.

Los “váyanse a casa, negros”, “refugiados”, “sucios inmigrantes”,

“buscadores de asilo”, “quieren robarnos lo que es nuestro”, “negros pedigüeños”,

“huelen raro”, “salvajes”, “destrozaron su país y ahora quieren destrozar el nuestro”…

¿Cómo puedes soportar las palabras, las miradas sucias?

Quizás puedas, porque esos golpes son más suaves que el dolor de un miembro arrancado.

Quizás puedas porque estas palabras son más delicadas que catorce hombres entre tus piernas.

Quizás porque los insultos son más fáciles de tragar que el escombro,

que los huesos, que tu cuerpo de niña despedazado.

Quiero irme a casa, pero mi casa es la boca de un tiburón. Mi casa es un barril de pólvora.

Y nadie dejaría su casa a menos que su casa te dijera que aprietes el paso,

que dejes atrás tus ropas, que te arrastres por el desierto, que navegues por los océanos.

“Naufraga, sálvate, pasa hambre, suplica, olvida tu orgullo, tu vida es más importante”.

Nadie deja su hogar hasta que su hogar se convierta

en una voz susurrando en tu oído diciendo: “Vete, corre lejos de mí ahora.

No sé en qué me he convertido, pero sé que cualquier lugar es más seguro que éste”

37 Congreso de Teología: 7 al 10 de septiembre de 2017 en Madrid

Un año más, desde la Asociación Teológica Juan XXIII, estamos preparando el Congreso de Teología, que este año celebrará su 37 edición. Te adjuntamos el programa en este correo para que estés informado. Además, podrás seguir toda la información actualizada sobre el congreso en la página web del mismo: http://congresodeteologia.info/

Puedes compartir esta información con todos aquellos que tú creas que pueden estar interesados.

Por favor, caso de que tengas pensado asistir, si realizas la inscripción por transferencia bancaria (tienes toda la información en la web del congreso) nos facilitarás mucho nuestro trabajo, evitaremos las aglomeraciones del primer día y todos saldremos ganando.

¡Esperamos tu participación!
 
 

Comunicado del MOCEOP: Inmatriculaciones y pobreza evangélica

En 1998 el gobierno de Aznar reforma la ley hipotecaria por la que se le permite a la Iglesia Católica y solo a ella inmatricular lugares de culto y otras propiedades (pisos, garajes, parcelas, naves etc.) aplicando una ley de 1.944 (ley franquista) por la que el obispo es equiparado a un fedatario público (notario). Sólo con su propia opinión, puede dar fe de que los bienes que él diga son propiedad de la Iglesia. Sin más.

Así la Iglesia en España se ha hecho con la propiedad de unas 4.500 propiedades entre 1.998 y 2013: casas parroquiales, parcelas, monumentos, templos, ermitas, cementerios, fincas…

Sólo en Navarra han sido 1087 las propiedades que ha adquirido en estos años.

Es a partir de 2003 cuando se realiza el mayor número de inmatriculaciones. La Mezquita de Córdoba la adquiere la Iglesia por 30 euros y la Seo de Zaragoza por 20 euros.

Además no sólo se apropia de ellas sino que además está exenta de hacer pública la adquisición.

Es más. Para colmo del despropósito, ni estos inmuebles destinados al culto ni otros inmuebles, no pagan impuestos de ningún tipo, a pesar de que, en no pocos casos, la Iglesia obtiene beneficios importantes en forma de ingresos por visitas turísticas (como la Mezquita de Córdoba).

Es en 2015 cuando se cambia la ley hipotecaria y se impide ya a la Iglesia realizar nuevos registros.

En 2016 el Tribunal europeo de Estrasburgo condena a España a pagar más de 615.000 euros a una empresa ganadera a la que el obispado de Palencia le había quitado una ermita cisterciense medieval que estaba en la finca propiedad de la empresa. El motivo ha sido por permitir esta apropiación basándose en una ley franquista, contraria a los derechos humanos.

Estos hechos nos parecen realmente escandalosos, hechos que demuestran una actitud recaudatoria y mercantil de la Iglesia de España, actitud que no se debe seguir manteniendo.

Nosotros no sólo defendemos que se paguen esos impuestos, al menos de los inmuebles que no se destinan al culto, sino que vamos más allá: pedimos que la Iglesia se desprenda de ellos, los ceda a los ayuntamientos u otras organizaciones sociales para que se destinen a las personas con menos recursos: inmigrantes, refugiados, desahuciados, sin techo, mujeres maltratadas.

Pedimos, además, que, de una vez por todas, la Iglesia asuma su autofinanciación, promesa que hace años hizo y que sigue sin cumplirla.

Todo ello ayudaría a que la Iglesia, como institución, fuera cumpliendo la exigencia evangélica y la práctica de Jesús, que fue pobre, vivió pobre y así se lo comunicó a sus discípulos al decirles que no llevaran oro, ni alforjas, ni dos capas…

La Iglesia así sería más pobre, más creíble y más evangélica, ocupándose de los más desfavorecidos, que fue y sigue siendo el sueño del reino de Jesús.

Y, a la vez, seguiría las directrices de Francisco que al poco de llegar a su pontificado dijo: “¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre para los pobres!”



MOCEOP

(Movimiento por el celibato opcional)

30 de Junio de 2017

25 de junio de 2017

MANIFIESTO POR LA LAICIDAD (Redes Cristianas, junio 2017)

Redes Cristianas, junio 2017

Redes Cristianas apuesta decididamente por la independencia, respeto mutuo y colaboración entre el Estado y las confesiones religiosas y aboga por un Estado laico que supere el actual confesionalismo encubierto y por una Iglesia inspirada sólo por el Evangelio y no sometida a ningún tutelaje del Estado.

Consciente de que las actuales relaciones entre Iglesia/Estado en España, basadas en los Acuerdos del año 1979, han sido el principal obstáculo a la separación entre ambos y que actualmente están generando un gran malestar en amplios sectores, sean católicos o no, Redes Cristianas manifiesta abiertamente su apuesta por la laicidad e invita a cuantas instituciones y personas se sientan motivadas por este objetivo democrático a colaborar activamente en la construcción de un Estado laico.

Laicidad es la progresiva maduración de la sociedad hacia una cultura del pluralismo y del respeto a la diferencia, creando espacios de convivencia y libertad que hagan posible el diálogo entre todas las ideologías filosóficas y creencias religiosas. El desarrollo progresivo de la laicidad debe ser considerado como un elemento inherente a la democracia, hasta el punto de poder afirmar que sin laicidad no existe democracia completa. Y, puesto que el único garante de este espacio común y público es el Estado, laicidad implica necesariamente la autonomia plena del Estado respecto de cualquier magisterio religioso o cosmovisión filosófica que pretenda imponerse como la única verdadera. Desde esta convicción:

1 Denunciamos los Acuerdos de 1979 del Estado español con la Santa Sede, herederos del Concordato de 1953 y pedimos su derogación porque, nacidos en un contexto preconstitucional de privilegio confesional católico, están afectando hoy día a una sociedad religiosamente plural y ampliamente secularizada y son causa de muchos de los conflictos que, en esta materia, afectan a la convivencia ciudadana. En consecuencia, exigimos que las entidades dependientes de la Iglesia Católica y demás confesiones religiosas se acojan al derecho civil que regula la vida asociativa en el Estado español.

2 Apostamos por una laicidad plena que reconozca la autonomía de lo político y lo civil respecto a lo religioso y filosófico y camine hacia la separación efectiva y definitiva de la Iglesia y el Estado, reconociendo a todos los ciudadanos/as igualdad de derechos y deberes, sin privilegios ni ventajas y garantizando el ejercicio de las libertades fundamentales para todos y todas.

Para hacer esto realidad urge modificar el actual marco legislativo español, al menos en los siguientes puntos: reforma de la Constitución que supere la contradictoria redacción de los artículos 16 y 27; nueva Ley de Libertad de Conciencia que proteja y garantice la libertad de pensamiento y conciencia sin privilegio alguno; y aplicación con efectos retroactivos de la modificación del año 2012 del artículo 206 de la Ley Hipotecaria que deroga la capacidad que tenían los obispos para inmatricular a nombre de la Iglesia propiedades inmobiliarias anteriormente no registradas.

3 Abogamos por un “pacto por la laicidad” entre confesiones religiosas y el Estado, que incluya un “estatuto de laicidad” en el que se garantice la neutralidad ideológica de las Administraciones Públicas. Ello implica, entre otras cosas, eliminar cualquier tipo de simbología religiosa en los actos oficiales, y en lugares y edificios de titularidad pública; así como cualquier presencia oficial de autoridades civiles o militares en los actos religiosos. Dicha neutralidad ideológica de las administraciones públicas comporta también la supresión de honores civiles, condecoraciones o nombramientos civiles a imágenes o patronos de carácter religioso, la supresión de capillas en las sedes de cualquier dependencia de la Administración, sea escolar, sanitaria, de centros penitenciarios, juzgados, cuarteles, embajadas…etc. Y, por consiguiente, la supresión de la figura de los “capellanes funcionarios católicos”.

4 Defendemos la “laicidad en la Escuela” y apostamos por una Educación que tenga como objetivos centrales la formación integral de la persona, el aprendizaje con enfoque de género, la socialización y la formación en derechos humanos, sin proselitismos ni adoctrinamientos. El sistema educativo debe articularse a partir de principios de igualdad, libertad y formación crítica para todas las personas.

Reconocemos y valoramos el pluralismo religioso y cultural existente, y, en consecuencia, denunciamos la actual presencia de la religión confesional católica en el sistema educativo, por entender que la Religión debe transmitirse a través de instituciones y medios privados, no en la Escuela pública, que ha de ser laica.

5 Denunciamos el actual sistema de financiación de la Iglesia Católica por el Estado español y exigimos la adopción de medidas urgentes que supongan avances decisivos en el proceso de autofinanciación de la Iglesia Católica, objetivo que los propios obispos asumieron al firmar el Acuerdo sobre Asuntos Económicos en 1979. Un primer paso, de aplicación inmediata, debe ser la supresión de la casilla de “asignación a la Iglesia Católica” en la Declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

6 Afirmamos la autonomía de la ética civil, frente a la moral religiosa. Con independencia de las exigencias morales que el Evangelio representa para nosotros como cristianos, afirmamos nuestra firme convicción de que en una sociedad plural y secularizada, los códigos morales por los que han de regirse los ciudadanos han de basarse en principios de la Ética Civil Común, que se derivan de valores fundamentales como: afirmación de la vida, libertad, justicia, verdad, pluralismo, igualdad y construcción de la paz. Estos imperativos éticos no precisan legitimación ni rectificación alguna por parte de ninguna moral religiosa que, de hecho, no es compartida por toda la ciudadanía. En consecuencia, denunciamos cualquier presión de la jerarquía católica para imponer su moral sobre la ética civil universal. En una sociedad laica, la Ética ha de ser construcción y patrimonio de todos sin distinción.

A la vez, exigimos que las confesiones religiosas, y en particular la Iglesia Católica, revisen sus códigos morales y su organización antidemocrática para superar tanto las huellas de clericalismo aún vigentes, como sobre todo, las múltiples discriminaciones por razón de orientación sexual y de género que, aún sufren muchos de sus miembros.

7 Exigimos de los Medios de Comunicación máxima neutralidad y respeto a las creencias religiosas y convicciones éticas y filosóficas de toda la ciudadanía. En consecuencia, denunciamos a la Conferencia Episcopal Española por la intolerable línea editorial que mantienen los Medios de Comunicación bajo su control, defendiendo a ultranza posiciones ideológicas, políticas y morales reaccionarias, al servicio de los poderosos de la sociedad, y contrarias a las prioridades evangélicas. De igual modo reclamamos del Gobierno mayor firmeza en la garantía del respeto a los derechos de toda la ciudadanía, así como igualdad de trato para evitar abusos en el ejercicio de la Libertad de Expresión.


Teniendo en cuenta que la transición religiosa a la democracia en España está aún pendiente de llevarse a cabo, los colectivos cristianos agrupados en Redes Cristianas, urgimos al actual gobierno del Estado y a las jerarquías de las confesiones religiosas, especialmente a la de la Iglesia Católica, a que asuman responsablemente, y pongan en práctica, el espíritu de la Constitución, que en el Art.16 párrafo 3, apuesta por el Estado laico al afirmar que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”.


7 de junio de 2017

"Ciencia y Naturaleza"

Levante 04.06.2017

Ciencia y naturaleza

 


La conservación del medio ambiente se promueve, cada vez, con más fuerza, porque el tiempo se «nos acaba». No soy apocalíptico. Los efectos negativos de la acción antropogénica sobre la Naturaleza no es algo que suceda allende los mares. Cada uno de nosotros formamos parte también de la naturaleza: la influencia es, pues, mutua. No podemos considerarnos al margen, como un espectador al que no le afecta lo que sucede en la pantalla de su mundo virtual. Respiramos el aire, comemos los alimentos y bebemos el agua que la naturaleza nos suministra. Todo está conectado. El gran problema del respeto al medio ambiente es comprender que su conservación es una cuestión vital que nos atañe de lleno. Y que la actitud que hay que desarrollar no es solo la de más tecnología, como si fuese una panacea universal que sirve siempre y para todo, sino ser conscientes de los límites de nuestra acción: no podemos alargar más el brazo que la manga. La Naturaleza no es una fuente de recursos ilimitados que impunemente podemos expoliar; sino que necesita ser cuidada, cultivada; liberarla de nuestra codicia acaparadora, origen de todos los desaguisados ecológicos. El cuidado del medio ambiente es, en último término, una cuestión moral. Es necesario despertar una actitud espiritual, de reverencia, hacia lo dado graciosamente. La naturaleza es la huella visible de Dios: cada uno de nosotros, en su singularidad; y el cosmos, con el planeta Tierra, nuestra casa común, en su totalidad. La belleza salvará al mundo, dijo Dostoyevski, porque despierta la nostalgia de lo inefable.

Para el paradigma tecnocientífico imperante, la ciencia resolverá los problemas que ella misma origina. Las cosas no son así. No todo en la vida es cuestión de ciencia. Los límites: esa es la cuestión por excelencia de la crisis ecológica. Ser conscientes de que todos tenemos límites. No somos autónomos para hacer y deshacer a nuestro capricho; ni tampoco independientes, de tal modo que nuestras acciones sean indiferentes para el resto, sino más bien al contrario. Es necesario reconocer nuestra dependencia, unos de otros; y finalmente, todos, a su vez, de la casa común. Acaparar para darnos un atracón en esta vida que vivimos, la única según algunos, lleva a extralimitarse en los recursos. Como aquel hombre de la parábola evangélica que se decía para sí: «Alma mía, tienes muchos bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe, banquetea alegremente»; pero, continúa el relato, «Dios le dijo: necio, esta noche te van a reclamar el alma y ¿para quién será todo lo que has almacenado?». La avaricia es un grave error de nuestra sociedad, origen de toda corrupción. Suponer que no tenemos más vida que la presente, y que hay que disfrutar a tope, es dar pábulo a una irresponsabilidad no solo personal y social, sino también ecológica. Estamos interconectados no solo con nuestros coetáneos, sino también con nuestros antepasados que nos dieron la vida y el mundo presente; y, a su vez, con nuestros vástagos a los que dejaremos en herencia un mundo que, si no somos necios –ne scio, en latín, el que no sabe– ha de ser mejor. Esta es nuestra tarea.

Curso “Laicismo y otros retos democráticos” (11-12 junio, Univ Alicante)

Universidad de Alicante,
curso organizado por Valencia Laica y la Generalitat